Piel de toro

Ni piel de toto ni leches

Lo de la piel de toro no lo he tenido claro nunca y ahora aún menos. No sé a quién se le ocurrió pero aquello tuvo un éxito inmerecido, como 50 sombras de grey.

Después de celebrarse las elecciones municipales y autonómicas, después de la borrachera de éxito y la euforia del cambio, yo no soy tan optimista como esos que creen que la regeneración está en marcha.

Con todo lo que ha caído y sigue cayendo, entre los dos partidos enquistados en el poder desde hace muchos años, suman más del Resultados elecciones.

El 48% restante se lo reparten entre unos 50 partidos y partidillos, que la mayoría de este tiempo tras las elecciones (y antes) han estado pastando. No hay errata.

Seguir leyendo «Piel de toro»