¡Hágase la luz!

Y la luz no se hizo.

A veces las cosas no salen como quiere el jefe.

Hay farolas que parecen hijas de Satanás.

Vamos a ver ¿qué trabajo le costaba al empleado municipal poner una bombilla?

Estuve un rato esperando, por si venían a reparar el alumbrado. Y nada.

Hay cosas que no tienen arreglo. Y son las más. Como decía Larra.

Esta noche ha llovido

mañana hay barro. Eso decía Mocedades en su momento.

En mi caso, esta noche ha llovido y la farola se reflejó en el charco.

En el candelero o en la farola

Hay frases que debrían escuchar los políticos.

«A veces se lucha por estar en el candelero y se acaba colgado de una farola»

Como decía Stanislaw Jerzy Leck