Y la paguita ¿pa’ cuándo?

El ingreso mínimo vital está tardando ya mucho.