¿Te hago una PCR, resalá?

¿Te hago una PCR, resalá? La primera vez que oí el término PCR creí que se refería a Partido Comunista Reconstituido. Estaba equivocado, pero no demasiado, porque algo en común hay en todo esto.

En realidad PCR son las siglas, en inglés, claro, ‘Reacción en Cadena de la Polimerasa‘ y, en teoría, es una prueba de diagnóstico que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno.

Y dicho con palabras que entiende la gente, son el palo que te meten por la nariz hasta los talones, para decidir si tienes una enfermedad gravísima que crearon los chinos y que, hasta que no te lo meten, no se sabe si la tienes o no. Pero resulta que el test tiene la misma fiabilidad que la buenaventura que me dice mi amiga la gitana María, que está en la puerta del Mercadona de mi barrio, sólo que con el PCR te regalan una ramita de romero.

¿Te hago una PCR, resalá? Más fácil, barata, y menos molesta. Y más fiable.

Aquí, en esta página de El Investigador.org, hay un muy buen resumen de la “eficacia” de la PCR. Además de visitar la página, que recomiendo, ya que aclara muchos otros mitos sobre la COVID-19, la parte de la PCR la he copiado a continuación, para hacerlo más cómodo:

HECHOS:

Es decir: La prueba PCR no es fiable, no es específica, y da positivo hasta en frutas. No puede ser utilizada para indicar el número de infectados, y menos aún para determinar si alguien puede contagiar. Cualquiera puede dar positivo.

¿Te hago una PCR, resalá?

Bien, pues basándose en esta prueba tan “eficaz” las autoridades encierran a la gente, hacen cierres perimetrales, arruinan economías, limitan libertades personales, etc. Y, sin hacer autopsias nunca, deciden si alguien ha muerto de Covid o no (que casi siempre es que sí, la gente ya no suele morirse de otras cosas).

Y eso, a nivel mundial, porque se trata de una estrategia común para crear una NUEVA NORMALIDAD.

¿Lo estás viendo? Di ¿LO ESTÁS VIENDO?

¿Lo estás viendo?