El nuevo globalista del barrio

Tenemos globalista nuevo en el barrio.

Hace muchos años, se lanzó al mercado un perfume nuevo que se llamaba Farala. No sé si aún existe. La canción publicitaria (jingle le llaman) tuvo mucho éxito y decía

«Tenemos chica nueva en la oficina, se llama Farala y es divina»

Hoy, en el barrio tenemos un globalista nuevo, y se llama Vox.

Santiago Abascal, el nuevo globalista del barrio.
Santiago Abascal se suma al globalismo, a Soros, a la agenda 2030 y a lo que haga falta.

Las primeras sospechas de Vox para sus simpatizantes surgieron con la plandemia y su actitud titubeante ante las vacunas obligatorias, los pasaportes Covid, etc. Daban pasitos a un lado, al otro…

VOX, por medio de su diputado, el Dr. Steegman, promocionó los nuevos, ineficaces, y carísimos medicamentos experimentales de la Big Pharma.

No nombraron nunca, y ocultaron a las baratas, eficaces y curativas 100% en tratamiento temprano Hidroxicloroquina e Ivermectina.

«Diferencias» de la actitud de Vox respecto a los otros partidos

Junto a los demás partidos de izquierdas, derechas e independentistas, fueron partícipes de la muerte por omisión de casi 100.000 españoles indefensos y ancianos que fueron asesinados por la élite globalista, por la Big Pharma y por sus colaboracionistas títeres.

Además, impidieron que se investigara lo currido en las residencias.

DUDAS DESPEJADAS

Este señor (cuyo nombre no recuerdo ahora mismo) lo explica y resume muy bien.

Vox se quita definitivamente la careta

Y para los que quieran una explicación más detallada de la vergüeza vivida en el parlamento español, Don César Vidal es un maestro exponiéndolo:

El parlamento se entusiasma con Zelensky

La yihad de Casado

La Asamblea de Ceuta declara persona no grata a Santiago Abascal. La iniciativa ha sido de los partidos musulmanes o promarroquíes más los socialistas, pero han contado con la colaboración imprescindible de la marca blanca del PSOE: el PP.

La guerra santa de Casado hacia Abascal empezó cuando la moción de censura de octubre del pasado año y el tremendo discurso del primero hacia el segundo.

Pero no ha sido lo único, son muchas las putadas que ha hecho el centro progre a la derecha.

¿Hace bien Pablo Fracasado en unirse a los musulmanes para continuar su particular yihad? Puede ser. Quizás le salga bien y le de muchos votos.

O quizás esté mal aconsejado y sea una táctica suicida. El tiempo lo dirá.

Pablo Casado caricatura
El muyahidin Casado

Adiós, Jueves, adiós

Comencé a comprar El Jueves desde su inicio allá por 1976, creo recordar. Y no solamente la compraba, sino que también la encuadernaba y conservaba. ¡Cuánto tiempo y dinero invertido, sí señor!

Y cuántas risas, con tanto ingenio, por parte de Ivá, Óscar, Perich, Gin, y tantos más. Era una revista de izquierdas, claro, como yo, y tenía el sesgo inevitable, pero era una revista de humor, y le disparaba a todo lo que se movía.

El Jueves, al vertedero

Con el tiempo fueron desapareciendo aquellos grandes del humor. Ley de vida. Y llegaron otros, pero que ya no eran ni dibujantes (aunque dibujan) ni humoristas (aunque a veces -sólo a veces- tengan alguna chispa), eran y son activistas.

Un cordón sanitario o algo más

Ciudadanos lleva pidiendo un cordón contra Vox. Pero un cordón sirve para muchas cosas.

El cordón.

Por ejemplo, a los reclusos les quitan los cordones de los zapatos para evitar que se cuelguen.

Hoy, Ciudadanos está fuerte, subiendo y pactando acuerdos o preacuerdos de gobierno. Pero pedir cordones sanitarios contra partidos legales y votados democráticamente por los ciudadanos puede pasar factura.

Ya veremos dentro de un tiempo para qué ha servido el cordón.